Cuidado con el GPS al volante

Estamos inmersos en los meses claves del verano y con ello llegan las muy esperadas vacaciones. La circulación en carretera se dispara y los destinos desconocidos se vuelven interesantes para pasar unos días de desconexión. Pero ¿Qué ocurre con los sitios que desconocemos? Pues que no sabemos como circular por ellos, y para eso, en este siglo se ha convertido en indispensable el uso del GPS. 

Lo más común a la hora de localizar un punto es usar el teléfono móvil o un dispositivo navegador mientras circulamos, pero sin cuidado, puede poner en peligro la conducción. En este post te vamos a dar una serie de consejos para que el GPS no se convierta en la pesadilla de tus vacaciones.

  • Cuidado con poner el navegador en el parabrisas del coche, nos resta visibilidad y es motivo de multa. Además se puede calentar en exceso y encontrarnos con un problema en la batería del dispositivo.
  • El navegador hay que programarlo antes de poner el coche en marcha. 
  • Usar siempre el sistema de navegación por voz para evitar mirar la pantalla del aparato y así prestar atención a la carretera. 
  • Si tenemos que cambiar la ruta por algún motivo, lo mejor es parar en un área de servicio y hacerlo con el coche parado, recuerda, nada de programarlo mientras conducimos. 
  • Instala soportes sobre las rejillas del aire acondicionado, lo más pegado posible a la parte superior, para que quede a la altura de las otras pantallas del salpicadero.

¡Os deseamos unas felices vacaciones! 

¡Nos leemos en el siguiente post!

No hay comentarios

Envía tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.