3×3: Claves para el teletrabajo

Trabajar desde casa supone un reto para aquellos que nunca antes lo habían hecho, por lo que os presentamos unas reglas básicas de teletrabajo para aumentar la vigilancia y evitar situaciones que pongan en riesgo la seguridad de nuestros datos.

Hipervínculos

Emails y SMS

Hay que tener cuidado con los correos electrónicos y los mensajes de texto que contienen enlaces y archivos adjuntos, especialmente aquellos de remitentes desconocidos o sospechosos.

Phishing

Se debe tener más precaución y conciencia con las estafas de phishing (o lo que es lo mismo, robo de información personal) relacionadas con la pandemia, como una dirección de correo electrónico de COVID-19 o un enlace a un sitio web de COVID-19.

Enlaces de dudosa procedencia

No hay que hacer clic en un enlace que pretenda proporcionar información del COVID-19 a menos que tenga una base razonable para confiar en él, o sea, un sitio bien conocido de una organización establecida (OMS, CDC, etc.).

Protección de datos

No usar cuentas personales

Otra de las reglas básicas de teletrabajo consiste en no utilizar el correo electrónico personal, sitios para compartir archivos, redes sociales u otros sistemas que no estén aprobados y protegidos por su empresa.

Tener cuidado con los datos de la empresa

Al imprimir en casa, se deben guardar los archivos de papel en un lugar seguro tras terminar de trabajar. Para deshacernos de ellos de forma segura, se puede usar una trituradora personal o llevarlos encima cuando se regrese a la oficina.

Separación de la información

No copiar archivos de trabajo o información a dispositivos personales, excepto para impresoras domésticas, siempre que se permita.

Lugar de trabajo

Apague los altavoces inteligentes

Mientras trabaje desde casa, se recomienda silenciar o apagar cualquier asistente digital (Alexa, Google Home, etc.), ya que graban constantemente conversaciones cercanas.

El equipo de empresa es para uso exclusivo del trabajador

No permitir que los miembros de familia o amigos usen el equipo proporcionado por su empresa (ordenador portátil, teléfono, etc.).

Trabajar como si se fuese a la oficina

Seguir una rutina como si tuviese que ir a su lugar de trabajo. Hay que elegir un lugar de la casa donde se pueda trabajar de forma independiente y sin ningún tipo de distracción. Es recomendable vestirse como si se fuese al trabajo, planificar su trabajo y realizar pausas periódicas.

No hay comentarios

Envía tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.